El bombardero que casi fundó la aviación comercial

Un Farman Goliath F.63 de la aviación militar francesa, a mediados de la década de 1920. El prototipo del bombardero voló por vez primera en octubre de 1918, la versión civil en enero de 1919.

El Goliath debe su formidable aspecto a que fue diseñado como bombardero capaz de alcanzar Berlín y regresar desde bases francesas, lo que exigía motores potentes y gran tamaño para cargar una pesada carga de bombas, mucho combustible y una tripulación numerosa. El prototipo voló en octubre de 1918, pocas semanas antes del Armisticio. Farman, en tiempo récord, lo convirtió en avión de pasajeros, uno de los primeros de su tipo en el mundo, un verdadero “Airbus”. Como avión civil cosechó grandes éxitos, y en 1921 los militares volvieron a interesarse. Se fabricaron versiones de bombardeo tanto para la aviación terrestre como para la naval, algunas de estas últimas equipadas con grandes flotadores.

Ecosistemas:

Asuntos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.