La ruta aérea de empresa de los “Nativos del Trópico”

Un DC-3 de a mediados de la década de 1950.

Wenela Air Service fue la aerolínea de la Witwatersrand Native Labour Association (WNLA), dedicada a proporcionar trabajadores para la minería sudafricana. El transporte aéreo de los llamados “Nativos del Trópico” (Tropical Natives) (1) procedentes de los países africanos próximos se ensayó en 1952 con aviones de Africair, y dos años después Wenela se hizo cargo directamente del servicio. El número de trabajadores transportados creció de unos 11.000 en 1952 a unos 100.000 al año en la primera mitad de la década de 1960 (2). En 22 años de operación llevó 1,8 millones de pasajeros.

Wenela mantenía siete rutas en funcionamiento con un “hub” en Francistown, Protectorado de Bechuanalandia (act. Botswana). La ruta troncal conectaba Lilongwe, en Nyasalandia (act. Malawi) con Francistown (3), a unos 1.000 km de distancia, que los DC-3 hacían en unas cuatro horas.

Para casi todos los pasajeros era su primera experiencia de viaje aéreo, y muchos la disfrutaban a modo. Los aviones no llegaban hasta el mismo Rand, la región de las minas de oro, porque era preciso someter a los recién llegados a un periodo de cuarentena de la fiebre amarilla. Las rutas llevaban una corriente continua de trabajadores de los actuales Zambia, Zimbabwe, Malawi, Mozambique y más allá a Francistown, donde eran examinados, vacunados, someramente entrenados y enviados a los enormes “compounds” de Johannesburgo y otros lugares por carretera o ferrocarril.

Los trabajadores embarcaban en los aviones con las manos vacías, por lo que los DC-3 llevaban 31 personas en condiciones espartanas en el viaje de ida, que se reducían a 25 en el viaje de vuelta, cuando regresaban a sus hogares después de haber hecho algunas compras, después de cumplir un contrato de trabajo de uno o dos años.

El viaje de ida lo pagaba la compañía, el de vuelta lo aforaba el minero a precio módico (e incluía un pin para la gorra con la silueta de un DC-3). En 1974 un terrible accidente aéreo provocó muchas víctimas (hasta entonces el récord de seguridad de Wenela había sido muy bueno) y su nombre cambió a TEBA (The Employment Bureau of Africa) (4), eliminando la palabra, aunque no el concepto, de “native”.

1-The Witwatersrand Native Labour Association, Ltd Report of the Board of Management, 1954
2- Ben R. Guttery: Encyclopedia of African Airlines. McFarland & Co., 1998
3-“African Airlift”: Flight, 26 de noviembre de 1954
4-Ken Fuller: Africair Ndege Ya Wenela, en saamuseum.co.za/digital-books.

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies