Los vuelos de la muerte

Un Short Skyvan de la Prefectura Naval a finales de los 1970s.

Hay solo cinco kilómetros en línea recta entre la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y el Aeroparque Jorge Newbery, menos de 15 minutos por la Avenida Leopoldo Lugones que conecta estos dos enclaves del norte de Buenos Aires. Los presos eran conducidos desde la ESMA al Aeroparque para ser cargados en los Short Skyvan de la . Los rechonchos aviones emprendían el vuelo hacia el interior del estuario del Río de la Plata, donde soltaban su carga. Los presos estaban maniatados y muchos, al parecer, sedados. Desde la elevada altura de vuelo del avión, los cuerpos caían al mar con la misma violencia que si hubieran sido arrojados sobre un suelo de cemento. Algunos cadáveres se desintegraron en el mar, pero otros volvieron a las playas argentinas y uruguayas del Estuario, dende las atribuladas autoridades locales los enterraban bajo el rótulo NN (ningún nombre).

La Prefectura Naval, centenaria institución supervisora de las aguas argentinas, había añadido una tarea más a las tradicionales de vigilancia, control y seguridad marítima: deshacerse de los cuerpos torturados en las cárceles clandestinas de la dictadura militar. En lugar de localizar y rescatar naúfragos asediados por las olas y llevarlos a lugar seguro, los aviones de la Prefectura se dedicaban ahora a arrojar cuerpos maltratados al mar. El Skyvan resultaba muy adecuado para ello, pues era poco más que un cajón con alas y tenía un portón abatible detrás que se podía abrir para dejar entrar mercancías voluminosas o soltar cargas en vuelo.

De los cinco Skyvan de la Prefectura, dos fueron enviados a la guerra de la Malvinas, donde ambos fueron destruidos. Los tres restantes fueron vendidos a diversas instituciones y reemplazados por Aviocares fabricados en España. Varios otros aviones de la Armada Argentina fueron empleados en los llamados vuelos de la muerte, como el Lockheed Electra. No se sabe cuántos de los 30.000 desaparecidos de la dictadura militar fueron arrojados al mar. Parece ser que el método de despeñar gente desde aviones fue usado antes por el ejército colonial francés en Madagascar (1947) y en Argelia (1954-1961).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies