El avión que el Ejército Rojo necesitaba como el agua y el pan

stormovik2»versi (Convertido)-3

 

Un Ilyushin Il-2 Stormovik de la versión biplaza con ametralladora trasera, que se estableció en la segunda fase de la guerra.

 

Uno de los diseños soviéticos más significativos, y la verdadera especie dominante del ecosistema aéreo de la Gran Guerra Patria, fue el Ilyushin Il-2 Stormovik. Era el avión que el Ejército Rojo necesitaba “como el aire y el pan”, y al que Stalin dedicó más atención: más que ningún otro, el avión que detuvo al fascismo. Se cree que fue el aeroplano con el ritmo de construcción más infernal de la historia, pues se pusieron en servicio algo más de 36.000 ejemplares. A lo largo de los terribles años de 1943 y 1944 los Stormovik salían de las fábricas al ritmo de una unidad cada 50 minutos.

Su construcción era asunto de prioridad nacional y estaba bajo la directa supervisión de Stalin, que amenazaba a los responsables de la cadena de producción con horrendos castigos si no la hacían marchar a la velocidad adecuada. Basado en un criterio político completamente opuesto al del bombardero moral Lancaster, su manera de empleo consistía en atacar una y otra vez directamente al ejército alemán, empujándolo en dirección oeste. También contribuyó a consolidar los tópicos sobre las “resistentes pero bastas” máquinas soviéticas. No obstante, el Il-2 era un producto más del continuo desarrollo aeronáutico soviético, conseguido además con buena parte de los diseñadores cumpliendo condena en la cárcel.

 

stormovikinthemist

 

Los orígenes del aparato radican en las investigaciones del Ejército Rojo durante los años 30 de armas aéreas diseñadas para atacar a tierra, al mismo tiempo que los alemanes diseñaban su exitoso Stuka. El resultado del diseño fue un avión de un solo motor, grande y pesado, con un espeso blindaje. El Il-2 era básicamente un tanque con alas, diseñado para destruir cualquier aspecto de la actividad enemiga a corta distancia y a baja altura. Su necesidad se volvió acuciante en 1941, cuando los ejércitos de los alemanes y sus aliados arremetieron contra la Unión Soviética y avanzaron cientos de kilómetros en pocas semanas. A partir del invierno 1941/42, la Unión Soviética comenzó a reaccionar, parando primero los golpes y tomando poco a poco la iniciativa. Los tres años siguientes empujaron poco a poco a los alemanes hasta el mismo Berlín, en la guerra más costosa en víctimas de toda la historia. Cada uno de los contendientes tenía en el campo de batalla una media de cinco millones de soldados –también mujeres, por el lado soviético. El modus operandi consistía en presionar sobre el enemigo con masas militares de cientos de miles de soldados, millares de tanques y muchos centenares de aviones.

Los soviéticos no dedicaron apenas recursos a la construcción de bombarderos de cuatro motores, a diferencia de británicos y norteamericanos. Buena parte de su esfuerzo industrial aeronáutico se consumió en la fabricación de decenas de millares de Stormoviks, que eran enviados al frente con la pintura aún fresca para detener y más adelante hacer retroceder a la formidable maquinaria bélica alemana. El diseño del avión respondió a lo que se pedía de él. Era un avión proletario, carente de toda sofisticación, diseñado para ser enviado oleada tras oleada contra el enemigo, sufrir elevadas pérdidas y volver a ser lanzado contra las formaciones de tanques alemanas. No había nada artístico en ello, a diferencia de las historias sobre heroicos pilotos de caza evolucionando en arriesgados loopings sobre las nubes. Era un duro y arriesgado trabajo, en que se trataba de destruir más tanques y matar más soldados al enemigo de los que ellos podían destruir y matar. Mientras que los británicos mareaban la perdiz en el Mediterráneo, los soviéticos eran conscientes de que estaban soportando todo el peso de la guerra.

 

Parte de Historia de los aviones

 

 

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies