El frustado motojet de Campini

capronicampini1940

Caproni Campini. prototipo pintado con los emblemas de la Aeronáutica Real.

 

Mientras que el primer avión a reacción de la historia emprendió el vuelo en secreto en el verano de 1939, en Alemania, el segundo lo hizo rodeado por la expectación de la multitud y de las más altas jerarquías del fascismo.

El ingeniero Secondo Campini diseñó un ingenioso “motojet” donde la energía para la compresión de gases venía proporcionada por un motor de pistones convencional, que en teoría debía entregar unos 800 kg de impulsión con sus 750 hp.

Se dedicó demasiado esfuerzo a la construcción del avión que debía llevar el motojet, siendo el resultado final un monstruo de 15 metros de envergadura y más de cuatro toneladas de peso que apenas podía rebasar los 300 km/h.

Ecosistemas:

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies