vickersvictoriarafirak1928

 

Un Vickers Victoria de la RAF destacado en Iraq, hacia 1928. El Vickers Victoria, un derivado de transporte del bombardero Vimy, fue la máquina utilizada para el primer rescate aéreo de europeos de un mar de indígenas hostiles, desde Kabul (Afganistán) a Peshawar, en la India (actualmente Pakistán), entre diciembre de 1928 y febrero de 1929. Ya anteriormente había revelado su gran utilidad como instrumento de poder imperial, transportando tropas y suministros a larga distancia. En Irak, funcionó evacuando europeos del norte, el Kurdistán, y a continuación moviendo tropas allí, en la rebelión de Mahmud Barzanji. Los Victoria podían llevar hasta veinte soldados en cada vuelo. 

 

En plena fiebre para diseñar bombarderos capaces de alcanzar Alemania durante los últimos tiempos de la Gran Guerra, Vickers presentó el Vimy, un bimotor compacto no tan aparatoso como el V/1500 de Handley Page pero capaz de llevar muchas bombas a larga distancia. El nombre corresponde a la cresta de Vimy, en la comuna de Givenchy-en-Gohelle, cerca de Arras, no muy lejos de la costa del Canal de la Mancha, donde cuatro divisiones canadienses chocaron con el ejército alemán y consiguieron avanzar algunos kilómetros hacia el este, a costa de más de 10.000 vidas e incontables heridos por ambos lados. Un monumento blanco de 30 metros de altura sobre el crestón, visible desde toda la llanura de Flandes, conmemora la acción. Los primeros bombarderos Vimy se unieron a la Independent Air Force (el cuerpo aéreo especial  de la RAF creado para bombardear Alemania) en octubre de 1918, demasiado tarde para participar en la guerra.

No obstante, el avión era funcional y sirvió como bombardero de referencia de la RAF en la primera mitad de la década de 1920 y en versiones mejoradas hasta mucho más tarde. Pronto se vio que resultaba adecuado para el Oriente Medio, donde la RAF gobernaba países enteros por aquellos años, y allí se enviaron varias unidades. Empero el Vimy no se usó apenas para el día a día de aviación colonial, es decir, el control aéreo, pues resultaba demasiado complejo para la tarea: los Bristol Fighter y sucesores se desenvolvían mejor en las precarias condiciones de los aeródromos de avanzada ara el control tribal. De manera que los Vimy se alojaron en los bien dotados aeródromos egipcios, como Heliópolis, de donde salian para ser fotografiados en vuelo sobre las Pirámides, permanente recordatorio del poder imperial británico.

Recién acabada la guerra, Vickers sacó el Vimy Comercial, un bombardero con el anguloso fuselaje militar sustituido por una estructura aerodinámica en forma de pepino construida en madera contrachapada. De este modelo surgió una larga y exitosa serie de transportes militares (Victoria, Vernon, Valentia) con cambios menores en la estructura y motores progresivamente más potentes, que prestaron servicio hasta mediados de la década de 1940. Estos frandes aviones podían llevar más de veinte soldados equipados, camillas en la versión ambulancia, carga de todas clase y hasta altavoces incrustados en el piso del fuselaje, en una versión diseñada para la guerra psicológica. Estas grandes máquinas multiplicaron el poder colonial británico en Medio Oriente, permitiendo rápidos despliegues de tropas en regiones hostiles o rápidas evacuaciones cuando era necesario. Aunque eran aviones muy lentos y vulnerables, hay que tener en cuenta que los sediciosos iraquíes, curdos, palestinos o egipcios carecían de aviación de caza.

El 17 de julio de 1919, Flight publicó un largo publirreportaje del Vimy Commercial. Puedes hacer click aquí para verlo (pdf) Vickersvimycommercial

 

Ecosistemas: