Un caza barato para el Mundo Libre

northropf5spain1968

 

Un Northrop F-5 Freedom Fighter (Caza de la Libertad) del hacia 1970.

 

“España fabricará aviones de combate supersónicos” anunciaba ABC el 12 de enero de 1965, anunciando el contrato de construcción bajo licencia del 70 unidades del F-5. El Caza de la Libertad voló por primera vez en 1959. La firma lo había diseñado como un reactor no demasiado caro ni complicado, apto para ser utilizado por las fuerzas aéreas de países del Mundo Libre carentes de un industria militar sofisticada. Bajo la cobertura del MAP (Military Aid Program, Programa de Ayuda Militar) las entregas empezaron en 1963 en Irán, seguido por China Nacionalista, Grecia, Corea del Sur, Filipinas, Tailandia, Turquía y Vietnam del Sur. El MAP reforzaba así sus bastiones anticomunistas en el mundo, que formaban un anillo en contacto con el Bloque Rojo. Más tarde se entregó a más países, hasta un total de 33. Chile tuvo que esperar para recibir sus ejemplares a la caída del gobierno izquierdista de Salvador Allende.

En España, este avión significó la confirmación de la importancia del país como amigo y aliado de los Estados Unidos, y además se fabricó en cierta cantidad in situ, proporcionando un sensible estímulo a la industria aeronáutica nacional. El Régimen los tuvo en gran estima. Una obra de propaganda gráfica de los últimos años del franquismo combina en la lámina correspondiente a la provincia de Sevilla imágenes de un paseo de Franco en calesa por la Feria de Abril (con su ayudante militar, vestido de riguroso uniforme, sentado en el pescante entre dos cocheros de chaquetilla y sombrero cordobés), un pueblo de colonización (Guadalema de los Quintero) y una línea de aviones F-5 brillando bajo el sol a las puertas de la factoría sevillana de CASA. Tras la desalentadora esperiencia del HA-300, la modernidad aeronáutica había llegado a España.

“España fabricará aviones de combate supersónicos” anunciaba ABC el 12 de enero de 1965, anunciando el contrato de construcción bajo licencia del 70 unidades del F-5. La negociación entre CASA, la empresa constructora, y Northrop no debió ser difícil, teniendo en cuenta que la compañía norteamericana poseía el 24% del capital de la firma española. Los primeros aviones se entregaron al Ejército del Aire en julio de 1969, y en mayo del año siguiente fueron presentados a la sociedad mediante su participación en el XXXI Desfile de la Victoria, que conmemoraba la derrota de la República española.

 

 

Ecosistemas: ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies