Próxima parada, Leningrado

El anuncio de Eagle-Picher muestra el clima de cálidad amistad que había en 1944 entre los USA y la URSS. Imagina vuelos directos entre las ciudades de América y destinos remotos como Leningrado, ciudad que cuando se publicó el anuncio comenzaba apenas a recuperarse del espantoso sitio que sufrió, de más de dos años de duración y que causó un millón de víctimas civiles. La conexión directa Nueva York – Leningrado era una visión bastante acertada que tuvo que esperar al desarrollo de los jets en la década de 1960 y al fin de la guerra fría para hacerse realidad sin trabas. Los grandes ventanales del avión son fruto de la fantasía del artista.

Selecciones del Reader’s Digest (USA, edición en español) agosto de 1944

Asuntos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies