Racismo y aviación en los Estados Unidos

northamericanmustangusaaf1944

 

Un North American P-51 Mustang de la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos (USAAF) en 1944. La cola roja identifica un avión de la primera unidad de pilotos “de color” de la USAAF, los famosos aviadores de Tuskegee.

 

El 1 de junio de 1921, varios aeroplanos atacaron Greenwood, una zona residencial de Tulsa, Oklahoma, conocida como la Pequeña África. Los aparatos procedían de un campo de aviación cercano y colaboraron en aterrorizar a la población y al parecer disparar sobre ellos en el transcurso de lo que se conoció como la Guerra Racial de Tulsa de 1921. Seis aviones picaron y evolucionaron en amplios círculos sobre Greenwood como “grandes aves de presa acechando a su víctima[i]”. Murieron 75 tulsanos, dos terceras partes de ellos negros, y un millar de sus casas fueron quemadas. Los disturbios raciales habían sido la parte peor de la vida americana durante años, y empeoraron tras la primera guerra mundial. En el “Verano Rojo” de 1919 hubo conflictos sangrientos en siete grandes ciudades. Hasta entonces los agresores siempre habían utilizado las armas clásicas, antorchas, palos y rifles, pero en Tulsa emplearon aviones y ametralladoras.

La comunidad negra reaccionó en dos direcciones diferentes tras los sucesos de Tulsa. El movimiento nacionalista de Marcus Garvey los interpretó como uno de los primeros episodios de la Gran Guerra Racial que se avecinaba, y por ende insistió en la necesidad de contar con aeroplanos armados para luchar en semejante conflicto. Otra corriente de opinión alentó a los “negros” a tomar parte en el previsto vigoroso desarrollo de la aviación en América, contribuyendo así a borrar los estereotipos de incompetencia y antitecnología que los marcaban ante los ojos de los “blancos”. “Aprender a volar significaba sembrar la semilla de una verdadera democracia en América”.

Más de 20 años después, avanzada la segunda guerra mundial, se vio que era tanta la necesidad de pilotos que se pensó seriamente, y se puso en práctica, crear una unidad de pilotos de color, los que hoy en día se llaman afroamericanos. Resulta que el ejército que derrotó al racismo científico nazi practicaba una rigurosa discriminación racial en sus filas –el fin de las unidades separadas para negros y blancos tuvo que esperar hasta 1948. La pretensión de enseñar a negros a pilotar aparatos de decenas de miles de dólares provocó apasionadas quejas, incluyendo algunos informes científicos donde se aseguraba seriamente que la configuración del sistema nervioso de su raza no les permitiría nunca pilotar máquinas voladoras.
No obstante, al parecer en buena parte por el apoyo explícito de Eleonor Roosevelt –la misma mujer que apoyó con todo su peso político la aprobación de la carta de los derechos humanos en la ONU, en 1948– siguió adelante, los negros volaron y lo hicieron tan bien como los blancos. Una escena reveladora del filme que recogió esta historia muestra una escena en la que dos pilotos deben hacer un aterrizaje de emergencia en una polvorienta carretera del Sur, justo delante de un pelotón de reclusos (negros). Cuando los guardianes (blancos) se adelantan a saludar a los ”chicos aviadores” se quedan estupefactos cuando ellos se quitan los cascos de protección. Era tal vez la situación menos imaginable en que se podía encontrar un hombre de piel oscura por aquellas fechas y en aquel país.

———

[i] SNIDER, J.D.: “Great Shadow in the Sky”: The Airplane in the Tulsa Race Riot of 1921 ans the Development of African American Visions of Aviation, 1921-1926 [The Airplane in American Culture. Dominic A. Pisano, Ed.]. The University of Michigan Press ( 2003)

 

Ecosistemas: ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies