mauricefarmanmf7argelia1913

 

Maurice Farman MF.7 – Aviación del ejército francés, 1913

 

La Liga Nacional Aérea francesa (Ligue Nationale Aérienne) que había sido creada pocos años antes sobre el modelo de la enorme Liga Naval alemana, empezó a importunar al Ministerio de Colonias en 1910 sobre gran utilidad de los aviones en las colonias (1), “especialmente aquellas con gran proporción de desiertos”. El ministerio, servicialmente, pidió a varios Gobernadores-Generales que le enviaran información sobre los territorios bajo su mando “que pudieran ser de utilidad a los diseñadores de aviones (2)”. Poco después, tras aprobar un gran crédito para desarrollar la aviación militar mediante un concurso, el comité parlamentario correspondiente solicitó que el avión ganador de la competición fuera enviado al sur de Argelia, para hacer allí servicio postal y en todo el Sahara (3). En noviembre de 1911 llegaron a Mourmelon siete Henry Farman destinados a las colonias, algunos de los cuales realizaron los primeros vuelos militares sobre Argelia y Marruecos (4).

El teniente De Lafargue señalaba en un informe de 1912 acerca de los primeros vuelos sobre el sur de Argelia que estos  tenían “un efecto moral considerable” y “en particular, sobre los nómadas del Sur, que se posternan al paso del aparato (5)”. De Lafargue se convirtió definitivamente en una divinidad a los ojos de los indígenas en el curso de un viaje aéreo a Touggourt, cuando pudo señalar satisfecho cómo los árabes, frappés de stupeur, se acercaban en nutridas caravanas para ver de cerca “la máquina sagrada del Dios de los Blancos”. Estos raids de demostración se multiplicaron por aquellos años, en vista de su efecto “considerable y saludable” sobre los indígenas, nativos y en general naturales del lugar.

La magia de los hombres blancos era sin embargo bastante frágil. Consciente de la necesidad de mantener la ilusión, el general Lyautey prohibió tajantemente un raid aéreo de larga distancia por una zona todavía “no pacificada” del desierto principalmente por la pérdida de prestigio que supondría para los hombres volantes una avería del motor y la consiguiente captura por los disidentes. Esa postura quedó obsoleta en pocos meses. A finales de 1911, aviones italianos ya volaban deliberadamente sobre territorio enemigo para obtener información, y pronto comenzaron a atacar a los de abajo.

1 La Ligue Nationale Aérienne et le Comité des Colonies Françaises. La vie coloniale, 1 de junio de 1911.

2 Flight, 15 de octubre de 1910

3 Flight, 3 de diciembre de 1910

4 Flight, 4 de noviembre de 1911

5 René Chambe,  Histoire de l’aviation. Flammarion (1972)

 

Ecosistemas: