¡Aviones para España!

blochmb200criptospain1936

 

El posible aspecto de un Bloch MB.200 de la (1936). Según Juan Abellán, un Bloch 200 ya estuvo en España en 1935, para participar en el proceso de selección de un bombardero para la aviación militar, y unos cuantos fueron enviados a España en el verano de 1936, de los que quedaba uno solo a mediados de 1938.

 

La participación del Bloch MB.200 en la gran guerra de España es dudosa, pues no se conservan testimonios fehacientes de ningún tipo, ni fotografías. Algunos autores sospechan que se trató de una historia frustrada de solida-ridad obrera internacional, y que al menos dos ejemplares fueron comprados por suscripción de los trabajadores de la factoría Marcel Bloch (firma luego integrada en Dassault).

El 27 de agosto de 1936, Flight publicó un suelto titulado “Una extraña historia”, dentro de una artículo apoyando firmemente la no-intervención en España: “… esperemos que no sea verdad la información desvelada por el Echo de Paris, según la cual los trabajadores de una fábrica francesa amenazaron con la huelga a no ser que se les permitiera construir dos aviones en su tiempo libre para el Gobierno español, y que el sr. Cot, ministro del Aire, ha consentido el envío de los dos aparatos. Los miembros del Gobierno francés pueden simpatizar en privado con los socialistas en España, pero van a causar graves problemas si dejan que estas simpatías afecten a su actuación oficial. De todas formas la historia es increíble, y esperemos que sea pronto desmentida oficialmente”.

ABC de Madrid (Diario republicano de izquierdas por entonces) publicó el 6 de septiembre de 1936 unas declaraciones de Pierre Robert, periodista de Le Peuple, órgano de la CGT francesa, sobre un “hermoso gesto de los obreros de las fábricas de aviones de París”. “Estos trabajadores, que suman varios miles, han acordado trabajar gratuitamente cuatro horas suplementarias todos los días y esa media jornada de trabajo desinteresado la ofrecen voluntariamente a los obreros de España. Después de sus ocho horas de trabajo intenso, esta media jornada la consideran como un descanso, pues, según dicen, “las trabajamos para nosotros mismos”.
“En cada mitin, en cada acto oficial, en cada conferencia o en cada manifestación miles de gargantas lanzan sin cesar el grito que es ya una consigna: “¡Aviones para España! ¡Aviones para España!””

 

Ecosistemas:

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. No hubo ningun Bolch MB200 en la GCE, solo el que vino al proceso de selección de bombardero y que retorno a Francia, en cambio si hubo 8 MB210, de los que 2 vinieron en vuelo desde Francia y el resto en piezas. De estos solo se llegó a montar uno, el resto fue a la chatarra acabada la guerra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies