El accidente del Yak-42

yakovlevyak42umair2003

.

 

Yakovlev Yak-42 de UM-Air

 

El 26 de mayo de 2003, 62 pasajeros y 13 tripulantes murieron al estrellarse su avión, de la compañía ucraniana , en las afueras de Trebisonda (Turquía). Los pasajeros eran militares españoles procedentes de Afganistán. La ruta completa del avión hasta la catástrofe fue Jarkov (Ucrania) – Madrid – Zaragoza – Estambul – Askabad (Turkmenistán) – Kabul – Bishkek (Kirguizistán) – [Trebisonda]. El avión funcionaba como un autobús de línea, cargando y descargando pasajeros en cada parada.

El aparato siniestrado había sido entregado a Aeroflot en 1988, y pasó en 1992, tras el disolución de la URSS, a Lithuanian Airlines, una de las cientos de nuevas aerolíneas en que se deshizo Aeroflot. Tras su paso por Strezhevoy Airlines y Russian East Airlines, acabó en 2000 en la flota de UM Air (Ukrainian Mediterranean Airlines). En términos de aeronaves accidentadas por aeronaves construidas, incluyendo el accidente de Trebisonda, el Yak-42 se sitúa en las cifras del Airbus A-300 y por debajo del Douglas DC-10 y el Boeing 737-200 (1).

No obstante, la prensa española cargó contra los supuestamente deficientes aviones “rusos”, y un periódico llegó a publicar un editorial excitando a España y la OTAN a romper con “las aerolíneas del pánico (2)”. El ministro de Defensa, Federico Trillo, prometió pocos días tras el accidente que no se volverían a usar aviones “rusos” para el transporte de tropas españolas. Se publicaron fotografías de aviones al parecer cayéndose a pedazos, aunque un examen detallado mostraba el aspecto normal de la aviación charter mixta de carga y pasajeros.

El vuelo de UM Air fue contratado por el Ministerio de Defensa español con la intermediación de NAMSA (NATO Maintenance and Supply Agency, la agencia de mantenimiento y suministros de la Alianza Atlántica). El MdeD insistió en la responsabilidad de NAMSA, la cual arguyó que se limitaba a poner en contacto a las aerolíneas con los contratantes, y a comprobar que la documentación de las aeronaves estaba en regla.

En febrero de 2006, la sentencia de un Juzgado de Primera Instancia de Zaragoza acerca del accidente y sus responsables reveló la cadena de intemediarios entre el Ministerio de Defensa y UM Air, tanto para contratar el avión como para los seguros de sus pasajeros: además de NAMSA, Busin Joint-Stock Insurance (la reaseguradora), Chapman Freeborn, Volga Dnepr Airlines y Adryatic (intermediarias para contratar el vuelo). El informe oficial achacó el accidente a la niebla y a la fatiga de los pilotos. En los años siguientes, las aviones ex-soviéticos se siguieron contratando pero únicamente para transporte de material. Los soldados viajan en aviones de Air Europa.

(1) Según Avión Revue, “Así ocurrió el accidente del Yak-42”.
(2) El Mundo, 28 de mayo de 2003

portadaapesmall

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies