MiG-29 a precio de ganga

mig29fap1998
 
Un MiG-29 de la Fuerza Aérea Peruana.

 
Los aviones de guerra siempre han sido caros, pero en los últimos tiempos se han vuelto astronómicamente costosos, y esto se aplica sobre todo a los aviones de “superioridad aérea”, y más si son de última generación, cuarta o quinta. Un solo Eurofighter sale por aproximadamente 100 M€ (125 M$), y un F-22 tiene un coste unitario de más de 300 M$. El Perú consiguió 12 MiG-29 por solo 350 M$, a menos de 30 millones por unidad, y se convirtió de golpe en el propietario del avión militar más avanzado de toda Latinoamérica.

Era a finales de la década de 1990, en los años terminales del Fujimorato, cuando aparentemente las guerrillas de Sendero Luminoso y del MRTA habían sido eliminadas y no se podía negar nada a los militares. Éstos estaban seriamente preocupados por el rendimiento de su fuerza aérea en la reciente guerra con Ecuador (1995) y querían un avión que pusiese larga distancia tecnológica entre la FA peruana y la ecuatoriana (aunque en realidad con un ojo puesto en la FA chilena, el enemigo ancestral de Perú desde la guerra del Pacífico).

La explicación del precio de ganga de los MiG-29 estaba en la disolución de la Unión Soviética. Al desintegrarse ésta, su enorme fuerza aérea se repartió entre los países de la llamada Comunidad de Estados Independientes, y a Bielorrusia le tocaron un buen puñado de MiGs-29, demasiados para su capacidad militar y económica. Venderlos a Perú a bajo precio parecía una buena idea. Como en el caso del Su-22, en la decisión peruana pesó la reticencia de Washington a venderles F-16, un avión sólo para aliados de confianza.

Pero al final lo barato sale caro, y la FA peruana se encontró con un puñado de aviones temibles y modernos pero sin la parafernalia de mantenimiento necesaria para utilizarlos en condiciones operativas y agresivas (1). Bielorrusia había vendido los aviones limpios, y todo lo demás estaba en manos del consorcio MiG, que lógicamente quería beneficios por su trabajo. Durante años el MiG-29 fue un gran quebradero de cabeza para el pequeño complejo militar-industrial peruano, hasta que se pudo organizar una buena conexión de mantenimiento y repuestos con la casa matriz, que costó tiempo y mucho dinero. Hoy en día, los MiG peruanos modernizados se enfrentan mentalmente con sus enemigos naturales, los F-16 chilenos. Con Ecuador se firmó una paz en 1998 que dio término “en forma global y definitiva” al conflicto entre las dos Repúblicas.

——

(1) “Peru’s Cut-Rate Fighter Jets Were Too Good to Be True” New York Times, 31 de mayo de 1997
 

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies