“I’m flying in on a DC 10 tonight”

DC-10 Costa del Sol de Iberia en 1973.

El DC-10 fue el primer avión de fuselaje ancho que compró Iberia, en plenos años dorados de la compañía. A lo largo de la década de 1960 Iberia se había consolidado como una gran aerolínea nacional europea, de rango similar a Lufthansa, Air France o Alitalia. Además de pasear la reputación nacional por las nubes, papel principal de cualquier compañía de bandera, Iberia tenía la tarea adicional de lavar la cara a una dictadura militar, la última heredera ideológica de la Italia fascista y la Alemania nazi. El objetivo fue conseguido plenamente.

España podía ser un país pintoresco regido por un anciano dictador de voz aflautada, con parejas de guardias civiles merodeando por los campos y mucho duende por todas partes (esto último encantaba a los extranjeros ilustrados). Pero su aerolínea nacional tenía los mejores aviones, los mejores pilotos (antiguos oficiales del Ejército del Aire en su mayoría), la mejor atención al pasajero y los mejores mecánicos, simbolizados por una llave inglesa y una rosa cruzadas sobre el lema “Donde sólo el avión recibe mejores atenciones que usted”.

Siendo los DC-10 destinados a vuelos trasatlánticos, encargados entre otras rutas de conectar la capital imperial de Nueva York con Madrid, se echó el resto en los diez o doce aviones de este tipo que tuvo la compañía. Fueron bautizados con el nombre de todas las Costas turísticas españolas, decorados con cuadros de Salvador Dalí, pintor del Régimen por entonces, abastecidos con el mejor cátering y gran promoción de productos ibéricos, y enviados a triunfar por el mundo.

En su disco London Calling, The Clash dedicaron una canción a este avión, Spanish bombs (1979):

Spanish songs in Andalucia

The shooting sites in the days of ’39

Oh, please, leave the ventana open

Fedrico Lorca is dead and gone

Bullet holes in the cemetery wall

The black cars of the Guardia Civil

Spanish bombs on the Costa Rica

I’m flying in on a DC 10 tonight

Spanish bombs, yo te quiero infinito

Yo te quiero, oh mi corazon

Spanish weeks in my disco casino

The freedom fighters died upon the hill

They sang the red flag, they wore the black one

After they died it was Mockingbird Hill

Back home the buses went up in falsees

The Irish tomb was drenched in blood

Spanish bombs shatter the hotel

My senorita’s rose was nipped in the bud

The hillsides ring with “Free the people”

Or can I hear the echo from the days of ’39?

Trenches full of poets, the ragged army

Fixing bayonets to fight the other line

Spanish bombs rock the province

I’m hearing music from another time

Spanish bombs on Costa Brava

I’m flying in on a DC 10 tonight.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies