El país imposible: Hegoalde

“Pamplona, 9.11.1937. Señoritas vestidas con el traje típico de la región de Navarra en el día de la Misa celebrada en honor de las Brigadas de Navarra e imposición de la Cruz Laureada de San Fernando a la provincia.” Reportaje fotográfico Delespro. Delegación del Estado para Prensa y Propaganda. Biblioteca Digital Hispánica.

 

Navarra y el País Vasco juntos forman Hegoalde, el sur, la parte meridional de un país, por extensión el País Vasco del Sur, la parte de España. Es decir, Araba, Bizkaia, Gipuzkoa eta Nafarroa Garaia. Hegoalde junto con Iparralde (el territorio del norte, la parte de Francia) forman Euskal Herria. El artículo dos del Estatuto de Guernica dice nada menos: “Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, así como Navarra, tienen derecho a formar parte de la Comunidad Autónoma del País Vasco”. Desde hace aproximadamente un siglo, los votantes navarros se niegan obstinadamente a ejercer ese derecho.

Los historiadores han registrado las dos o tres docenas de intentos de unir de alguna manera Navarra con la actual Euskadi. Hubo y hay asambleas de municipios, referéndumes y votaciones variadas, declaraciones solemnes como la famosa de Estella-Lizarra, e intenso tejemaneje político entre carlistas, foralistas, independentistas, sabinianos, abertzales, peneuvistas, upenistas, nafarroabaiistas, etc. Nunca ha habido manera.

Los ayuntamientos y los votantes navarros, por lo general acompañados de los alaveses, se negaban a cualquier unión política real con sus hermanos de genética, cultura y religión de la otra orilla del Bidasoa. El colmo llegó el 18 de julio de 1936, cuando los navarros aclamaron la enseña roja y gualda en la plaza del Castillo de Pamplona y a continuación se fueron hacia Irún, para dar su merecido a los vascos separatistas. Conquistaron Guipúzcoa en pocas semanas y en menos de un año tomaron Bilbao, es verdad que con alguna ayuda del resto de las tropas nacionalistas españolas, señaladamente las italianas en Bermeo y las alemanas sobre Guernica. Mientras tanto, la revista oficial del ejército vasco, Gudari, publicaba algunos artículos sobre sus enemigos, los carlistas navarros, llenos de verdadera simpatía, con el argumento general de “es verdad que nos hacen la guerra, pero no pueden ser tan malos: son verdaderos vascos”. Lo más curioso vino después: la Junta Tradicionalista Navarra, verdadero estado dentro de un estado, comenzó a moverse para crear una estructura política unificada en Hegoalde. El asunto terminó cuando el gobierno de Burgos prohibió “fulminantemente” un gran mitin con representantes de todas las provincias vascas y Navarra a celebrar en Bilbao en junio de 1938, con la excusa del primer aniversario de la liberación de la Villa por las fuerzas del Glorioso Movimiento. Hay que tener en cuenta además que Bizkaia y Gipuzkoa era oficialmente provincias traidoras y separatistas desde que un decreto nacionalista lo estableció así en 1937, mientras que Navarra y en menor medida Álava conservaron bastantes de sus privilegios medievales; Navarra fue la única región de España que funcionó en la práctica con cierta autonomía real durante el franquismo. La derecha nacionalista vasca llama a veces “Vasconia” a la reunión de Navarra y el País Vasco.

Durante el franquismo superior se creó el Consejo Económico Sindical Interprovincial del Norte, que reunía por fin a Hegoalde, pero con el inconveniente de añadirle Burgos y la Rioja. Este organismo fantasmal se suponía que debía alimentar el desarrollo económico y social de la zona, pero tuvo poca importancia práctica. A partir de 1978 Navarra pasó limpiamente a ser una de las 17 comunidades autónomas, y Álava se tuvo que reunir con Guipúzcoa y Vizcaya para formar la CAPV (Comunidad Autónoma del País Vasco). Significativamente, el gobierno vasco se estableció en Vitoria-Gasteiz. El nacionalismo vasco considera que la capital de Euskalherria es Pamplona (Iruña). Hay organismos pan-euskalerrianos, como Udalbiltza (asamblea de cargos electos de Hegoalde e Iparralde) y muchos movimiento político, pero por ahora Navarra está a un lado y el País Vasco a otro.

En las elecciones regionales de mayo de 2015 una coalición algo más euskófila consiguió formar gobierno en Navarra, formada por Geroa Bai, “Sí al futuro” (Partido Nacionalista Vasco, Atarrabia Taldea, Zabaltzen), Euskal Herria Bildu, “Reunir Euskal Herria” (Sortu, Eusko Alkartasuna, Aralar, Alternatiba), Podemos (a secas) e Izquierda – Ezquerra (Izquierda Unida de Navarra, Batzarre). En 2019 la coalición de gobierno incluyó al PSOE (Partido Socialista de Navarra), Geroa Bai y Unidas Podemos.

Asuntos:

Espacios: ,

Tiempos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies