El Paraíso bajo las palmeras

  • Sin categoría

Una portada de la principal revista colonial francesa con todos los adminículos del paraíso tropical oceánico. La foto es un eco del mito creado por el navegante Bougainville, que visitó la actual Polinesia Francesa a finales del siglo XVIII y llamó a Tahití Nueva Citerea, a imagen de la Citerea del mar Egeo, cuna de Afrodita, la diosa del amor surgida de la espuma del mar. Según el señor de Bougainville, las mujeres de Tahití, “tienen los rasgos bastante delicados, pero lo que las distingue es la belleza de su talle y los contornos de su cuerpo, que no están deformados, como en Europa, por quince años de tortura con pañales y corsés”. Se refería a las mujeres de clase alta, pues las clases populares francesas, como las isleñas del Pacífico, no solían usar semejantes ataduras.Cabe recordar que el documental Moana (1926) de Robert J. Flaherty, fue prohibido en la España franquista por contener imágenes de mujeres con los pechos desnudos, según John Hooper en The New Spaniards. Actualmente Moorea está llena de superexclusivos hoteles formados por hileras de bungalós sobre el agua, donde las parejas adineradas pasan su luna de miel.

Le Monde Colonial Illustré, febrero de 1936

Hallado en Gallica

Asuntos:

Espacios:

Tiempos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies