La RAF y la guerra de independencia de Irlanda

bristolfighterirlanda1920

 

Bristol F2.B Fighter de la RAF, Irlanda, 1920.

 
El verano de 1920 la república de Irlanda, proclamada el año anterior, ya había sustituido al Imperio británico en el centro y sur de la isla, salvo en la principales ciudades. La República tenía su propia policía, que suplantaba al RIC (Royal Irish Constabulary), cuyas comisarías repartidas por todo el país habían sido aniquiladas sistemáticamente, su ejército (el IRA), sus tribunales y su sistema de recaudar impuestos. El gobierno británico reaccionó con medidas legales que ponían Irlanda bajo la jurisdicción marcial y el envío de unidades paramilitares que repartieron violencia de manera ciega, siempre reticente a una implicación en gran escala del ejército imperial. El gobierno de facto republicano reaccionó a su vez redoblando los ataques contra las fuerzas británicas, incluso con algunas acciones a medio camino entre la guerra de guerrillas que había llevado hasta entonces y la guerra convencional.

Mientras tanto, la RAF mantenía tres docenas de aviones en Irlanda, la mayoría Bristol Fighter, el eficaz biplaza colonial. El jefe de la fuerza aérea británica y famoso “barón del bombardeo”, Trenchard, no veía opciones para aplicar en Irlanda los principios del control aéreo de poblaciones hostiles que se estaba ensayando en otros puntos de imperio, como India, Palestina, Irak o Sudán. El problema principal era la necesidad y al mismo tiempo la imposibilidad de distinguir entre los civiles y las fuerzas del IRA. En Irlanda los paramilitares británicos podían incendiar aldeas enteras o incluso el centro de Cork, pero tanto el gobierno británico como Trenchard eran conscientes de que no podían enviar a la RAF a volar aldeas y ametrallar concentraciones hostiles.

De manera que los aviones volaron desarmados en Irlanda, llevando a cabo todas la acciones habituales de la guerra aérea colonial salvo las ofensivas, principalmente reconocimiento y abastecimiento de posiciones aisladas. En el caso irlandés esto quería decir envíos de correo (las carrreteras estaban controladas por el IRA) e incluso conectar el suroeste de la isla, que quedó practicamente aislado, con el resto del país.

El IRA acusó mucho esta continua vigilancia aérea, que le obligaba a un incómodo y continuo camuflaje, y llegó a asaltar algún aeródromo, con intención de incendiar los aviones que estuvieran en él, con poco éxito (1). En algunas ocasiones, aviones britanicos tras un aterrizaje forzoso fueron descubiertos e incendiados. Parece ser que el IRA nunca se planteó disponer de aviones apropios, salvo que se considere como tal el ejemplar de Martinsyde usado como transporte personal por Michael Collins, el principal jefe militar de los independentistas. Para enero de 1921 Flight informaba que los aviones eran el único modo de conectar con las unidades británicas en los distritos de Dublín, Meath y Kildare, debido al “corte de los hilos telefónicos y telegráficos y al bloqueo de las carreteras con troncos de árboles y zanjas” (2).

En marzo de 1921, coindicidiendo con la escalada de las hostilidades y la impresionante declaración de guerra del gobierno republicano irlandés al Imperio, el gobierno británico autorizó el uso de armas en los aviones, siempre que se dieran una serie de condiciones imposibles de cumplir, que se resumían en tener un blanco militar nítidamente claro. Las patrullas armadas aéreas apenas tuvieron actividad en la práctica. La tregua del verano de 1921 terminó la guerra colonial y dio comienzo a la guerra civil, en la que aviación también cumplió su papel. En febrero de 1921 el Secretario de Guerra, puesto que acababa de dejar Winston Churchill, que pasaba a Colonias, mientras retenía el de Secretario del Aire, envió al Parlamento la estimación de costes de la fuerza área en diversos teatros mundiales. Irlanda costaba 32.000 libras al mes, mucho menos que Mesopotamia (Irak) – 72.000 – y algo más que Palestina, que se llevaba 22.000 libras mensuales de las arcas públicas (3).

————-

(1) David E. Omissi: Air Power and colonial control: the Royal Air Force 1919-1939. Manchester University Press (1990)
(1) Flight, 13 de enero de 1921
(3) Flight, 3 de marzo de 1921

 


 

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies