Un avión antiguerrilla para Venezuela

bronconuevo
 

Un Rockwell Bronco de la fuerza aérea venezolana a finales de la década de 1990.

 

El Bronco, uno de los pocos aviones especializado en la contra-insurgencia, llegó a Venezuela a mediados de la década de 1970. No obstante, en comparación con otros estados de Latinoamérica, especialmente su vecino, rival y espejo Colombia, Venezuela nunca tuvo una guerrilla fuerte y organizada. En realidad, Venezuela fue el único país sudamericano que tuvo el Bronco durante años, hasta que Colombia recibió unos cuantos en la década de 1990. Los Broncos de la FAV contribuyeron a aniquilar una unidad del Frente Guerrillero Américo Silva, el 4 de octubre de 1982, en lo que se conoce como la Masacre de Cantaura, que hoy día está en los tribunales. Y volvieron a hacer historia cuando bombardearon el palacio presidencial de Miraflores, en el golpe de estado del 27 de noviembre de 1992. Los F-16 gubernamentales derribaron cuatro Broncos, la quinta o sexta parte parte de todos sus efectivos. Posteriormente sufrieron las consecuencias del embargo de repuestos estadounidense, que se ha solucionado con algo de habilidad y comercio clandestino, y se dedican a la nueva gran actividad de la aviación militar en Latinoamérica: la guerra contra la fuerza aérea del narcotráfico, persiguiendo a sus aviones, derribándolos o forzándolos a aterrizar en ocasiones.

 
[codepeople-post-map cat=”-1″]
 

Ecosistemas: ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies