Super Gaviotas en Birmania

sokosupergalebmyammar1991
 

Un Super Galeb de la FA de Myanmar.

 

La dictadura militar birmana eligió el peor momento posible para comprar un avión a Yugoslavia: las entregas del Super Galeb comenzaron en enero de 1991. El aparato era fabricado en la factoría de SOKO de Mostar (actualmente en Bosnia y Herzegovina), que tuvo que cerrar sus puertas algunos meses después, dejando sin fabricar 14 de los 20 aparatos comprados por Birmania. Con todo, consiguieron llegar media docena de unidades a su destino que mientras tanto había cambiado su antiguo nombre por el de Myanmar. Allí se unieron a la aviación de contrainsurgencia birmana, que actualmente cuenta con tres modelos chinos, dos de ellos herederos del MiG-19 (el Nanchang Q-5 y el Shenyang J-6) y otro de diseño propio (el Xian JH-7), junto con un Pilatus PC-9 suizo y el exyugoslavo Super Galeb.

Tanto despliegue de aviones COIN se explica porque Birmania es un país muy extenso y variado, que corre desde el Himalaya hasta el estrecho de Malaca, habitado por muchas naciones y “etnias” distintas, entre las que destacan los Shan y los Karen, y gobernado por una dictadura militar. La guerra entre el gobierno militar birmano y la oposición, tanto política como étnica o religiosa, dura muchos años y se desarrolla por tierra y por aire, aunque la lejanía y hermetismo del país hace que salga pocas veces en los periódicos. Las recientes elecciones ganadas por la líder opositora Aung San Suu Kyi parecen dar paso a cierta esperanza de cambio, que tal vez deje a los aviones COIN birmanos en tierra.
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies