La conexión chilena

Imprimir
 
Un ENAER Pillán del (E-26 Tamiz) a finales de los 1980s

 
La conexión aérea entre Chile y España cogió impulso durante la dictadura de Augusto Pinochet. En 1974 el gobierno laborista británico impuso a Chile un embargo de armas, en 1979 la administración Carter hizo lo mismo en Estados Unidos. En el bloque comunista no se podía pensar por razones evidentes, y Chile se quedó sin más proveedor de aeronáutica militar que Israel y Sudáfrica.

En estas circunstancias España era una buena opción. El Gobierno chileno compró varios Aviocar y después fabricó el Aviojet bajo licencia, con intención de sustituir al Cessna Dragonfly en la lucha contra la insurgencia.

CASA y ENAER establecieron un sólido vínculo. Era comienzos de la década de 1980, con un gobierno socialista en el poder en España que pasó algunos apuros para explicar este comercio de armas con la dictadura militar chilena.

El Pillán es una versión muy modificada de una avioneta Piper, y fue elegida por el Ejército del Aire español como entrenador básico, hacia 1985. Los primeros aviones llegaron en 1987. La dictadura chilena se dio por terminada el 11 de marzo de 1990, pero Pinochet siguió como comandante en jefe del ejército ocho años más.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies