El justicialista del aire

Un prototipo del I.A. 35.

Argentina poseía una notable y antigua industria aeronáutica, que recibió gran estímulo durante los años del peronismo. La ideología del régimen, el justicialismo, insistía en la creación de una poderosa industria pesada nacional de tecnología avanzada, y en el rearme. Tras la guerra mundial, había abundancia de ingenieros aeronáuticos de las potencias vencidas en paro forzoso, y algunos viajaron a Argentina para ofrecer sus servicios al gobierno del general Perón, un país que nunca había declarado la guerra al Eje Se proyectaron decenas de modelos, pocos de los cuales se fabricaron en serie. El I.Ae.35 fue diseñado como avión multiusos (desde ambulancia a bombardero). Orgullo de la industria aeronáutica argentina, el mismo Perón lo designó oficialmente como “Justicialista del Aire”.

La revista Coche a la vista (1) narró así la ceremonia de bautismo del aparato, en septiembre de 1953: “La llegada del general Perón al I.A.M.E. fué todo un acontecimiento. Hizo su entrada en un automóvil “Institec”, descubierto y revistó 250 chatitas “Justicialistas” recientemente construidas por Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado, ubicándose en el palco instalado frente al flamante avión “Justicialista del Aire”.

El Administrador del I.A.M.E., brigadier Ferro Sessarego invitó al general Perón a apadrinar la ceremonia del bautismo del I. A. 35. Acompañado del titular de la cartera de Aeronáutica, brigadier mayor San Martín y del Ministro de Defensa Nacional, general de división Sosa Molina, el primer magistrado procedió entonces a bautizar el nuevo aparato con la rotura en la trompa de la máquina, de la clásica botella de champaña.

Luego, el capellán del I A.M.E bendijo el I. A. 35 […]. El público reclamó insistentemente la palabra del Jefe de Estado, quien destacó la importancia que para el país tiene la fabricación de sus propios elementos motorizados de trabajo, considerando al I.A.M.E. el centro de la industria pesada de la Nueva Argentina. Evidentemente el desarrollo y la expansión de la industria están garantizados con los máximos recursos del Estado”.

Tras el golpe de estado que derrocó a Perón en 1955, muchos proyectos aéreos del justicialismo fueron cancelados: No así el I.A. 35, que sólo tuvo que cambiar su nombre por el de Huanquero, y del que se fabricaron varias versiones y modernizaciones.

(1) http://www.magicasruinas.com.ar/revistero/argentina/aviones-justicialista-del-aire.htm

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies