Los aviones prometen un futuro mejor a los administradores coloniales en Chad

Los europeos del puesto avanzado de Fort Archambault (actualmente Sarh) en el sur de Chad, se apiñan en la ribera del Chari, inconfundibles con su uniforme colonial blanco con salacot (destinado a protegerles del clima local) y rodeados de un grupo de indígenas vestidos de colores variados (la foule indigène). Todos admiran un hidroavión venido de la lejana Francia, en ruta hacia Madagascar vía Bangui. El comentario de la foto compara las incómodas y lentas lanchas aparcadas en la orilla, único modo de transporte hasta entonces de los funcionarios coloniales en Chad, con la promesa de rapidez y comodidad de la aviación.

Le Monde Colonial Illustré, 2 de febrero de 1927

Hallado en Gallica

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies