3.400 metros cuadrados de destrucción garantizada

Publicidad de la bomba incendiaria Baby fabricada por la Unión Española de Explosivos. Era una versión de la BIB (Baby Incendiary Bomb), inventada en Reino Unido durante la primera guerra mundial. Este diabólico artefacto estaba lleno de termita, una mezcla de polvo de aluminio y óxido que ardía sin necesidad de oxígeno externo, por lo que no se podía apagar echando agua ni tierra encima. Pesaba menos de 200 gramos, y se usaba en paquetes de 100 unidades dentro de un contenedor que se dispersaban tras ser lanzadas por el avión, abrasando una considerable extensión de terreno. La RAF y la las emplearon en sus guerras coloniales, pues unas pocas bombas de este tipo podían arrasar una aldea, y un solo avión podía llevar unas buena cantidad.

Aérea (Madrid), septiembre de 1925

Biblioteca Nacional de España – Hemeroteca Digital

Ecosistemas:

Asuntos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies