El misterio de Almería

  • Sin categoría

almeria-300x300

16. Andalucía y Murcia

A 400 km de Sevilla, Almería está mucho más cerca de Cartagena y hoy en día es la única provincia andaluza que niega serlo, al menos por un porcentaje apreciable de su población. Es una provincia muy extraña, sin ríos, con el único desierto auténtico de Europa (Tabernas, el Monument Valley ibérico). Toda la lluvia del año, muy poca, cae en invierno. En realidad no puede caer en verano aunque lo intente. En cierta ocasión comenzó a llover en pleno agosto en San José, cerca del cabo de Gata. Las gotas, bastante gruesas, se evaporaban antes de dar con el suelo: no llegó ni una sola a tocar tierra. En el interior, separando la provincia del fértil valle del Guadalquivir y del extraño mundo atlántico de la baja Andalucía, hay montañas de más 2.000 metros de altura coronadas de nieve.

Hasta 1970 aproximadamente Almería era con pocas dudas la provincia más pobre de España. El franquismo intentó hacer un Plan Almería de desarrollo, pero resultaba muy poco convincente comparado con el Plan Badajoz, Jaén o incluso Tierra de Campos y se le dio poca publicidad. Juan Goytisolo se dejó caer desde París, donde vivía por entonces (en 1958) y recorrió parte de la provincia, dejando escrita en Campos de Níjar la lápida mortuoria de la comarca, para cuyos habitantes Málaga o Murcia eran legendarios emporios de riqueza, Barcelona un objetivo demasiado lejano y París una ciudad completamente extraterrestre. Es verdad que desde el punto de vista de los recursos naturales Almería tenía poco que ofrecer (aparte de algunas minas bastante potables y algunas canteras de mármol). Menos la uva de mesa de Berja, famosa en el mundo entero, no había nada que exportar ni con lo que comerciar, nada parecido a los vergeles de las huertas de Murcia y Valencia o el valle del Guadalquivir. Ni siquiera había turismo: cuando Sevilla y Málaga eran destinos muy conocidos, Almería estaba completamente fuera de los circuitos viajeros y era una provincia a la que era difícil llegar. En 1960 Almería era la provincia de más pobre de Andalucía, a larga distancia de Sevilla y la penúltima menos rica de España, solo superada en miseria por Orense.

Entonces alguien inventó la fábrica continua de hortalizas, a base de plásticos envolventes, riego parsimonioso, fertilizantes a cascoporro y pesticidas en proporción. Ni siquiera hace falta tierra, solamente un poco de arena para que las plantas no se vengan abajo. El resultado final es la Gran Mancha Blanca entre Adra y Aguadulce, unos 35 x 15 km, que se podría ver perfectamente desde la Luna con unos prismáticos de poca potencia.

Actualmente Almería es la segunda provincia más rica de Andalucía, a muy corta distancia de Sevilla, y eso que no tiene sus grandes ventajas de localización, clima, capitalidad y color especial. Ni siquiera ha parecido sentir apenas la MegaCrisis financiera que nos ha castigado por vivir en continua fiesta (en español en el original). Por ejemplo, su población ha crecido sin parar en la última década, al contrario que en el resto del amuermado país. Hay más: en las últimas elecciones autonómicas el PSOE (Spanish Socialist Workers Party, SSWP, en inglés) ganó en todas las provincias… menos en Almería, donde ganó el PP (People’s Party, PP). Efectivamente, exagerando un poco, Almería se siente engañada y estafada por Sevilla, como la Padania se sentía estafada y engañada por Roma ladrona.

Almería tiene un símbolo único, el indalo, un diseño prehistórico grabado en las rocas de la provincia e interpretable de varias formas: a) prosaica: un arquero a punto de matar un pájaro, b) friki: un paracaidista venido del espacio y c) jipi: un ser humano sujetando el arco iris. También tiene una bandera muy parecida a la inglesa, con la cruz de San Jorge roja sobre fondo blanco.

Asuntos:

Espacios:

Tiempos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies