Astillas de la fuerza aérea de Yugoslavia

 

Un SOKO Super Galeb de la , hacia 2015. A pesar de las escarapelas montenegrinas pintadas en el fuselaje y la cola, parece ser que el avión nunca llegó a ser operativo.

El Super Galeb fue la realización más lograda en el terreno militar de la industria aeronáutica de la República Federal de Yugoslavia, y su fuerza aérea llegó a disponer de unos 80 ejemplares. El avión participó en las guerras (1991-2001) que deshicieron la antigua república en media docena de estados independientes. Uno apareció en la fuerza aérea de la República Srpska (una de las dos partes de Bosnia-Herzegovina) y los demás se quedaron en Serbia y Montenegro hasta que, en 2006, Montenegro abandonó también la unión con Serbia, completando así la disolución de Yugoslavia, que había durado 15 años y causado 140.000 muertos. Montenegro se quedó con una base aérea conteniendo 17 Super Galeb, pero operar tantos aviones reactores de guerra resultó demasiado para un país que tiene aproximadamente el tamaño y la población de la provincia de Jaén, menos de 14.000 km2 y algo más de 600.000 habitantes. Los Super Galebs fueron devueltos en parte a la fuerza aérea serbia y al parecer otros enviados a algún comprador desconocido.

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies