El ministro y el mapa escolar

  • Sin categoría

mapaespanha004Mapa con el itinerario de los dos huerfanitos que protagonizan El libro de España. Ed. Luis Vives, Zaragoza, 1969.

 

70. Canarias y Murcia

 

Allá por septiembre de 2013 el entonces ministro de Industria, Energía y Turismo (sic), José Manuel Soria, canario él mismo, hizo historia geográfica al declarar públicamente, con voz pausada y vocalizando bien, que el meridiano de Greenwich pasaba por Canarias. Esta es la transcripción: “aunque el Gobierno regional adopte un decreto diciendo: ‘El meridiano de Greenwich no pasa por Canarias’, es que el meridiano de Greenwich va a seguir pasando por Canarias”. La razón por la que un ministro del Gobierno de España deja de hablar con palabras terminadas en -ao y en -é (“…mirusté, el gobienno ha actuao…”) y se mete en jardines geodésicos debe ser poderosa, y lo era: su archirrival y presidente de Canarias, Paulino Rivero, había publicado en su blog una encendida defensa de la expresión “una hora menos en Canarias”, que se perdería si la Península adoptaba la misma hora que las Islas. Resulta que el Congreso de los Diputados había discutido retrasar la hora oficial peninsular una hora, con lo que coincidiría con la hora oficial canaria, y el ministro había confundido una hora única con un único y serpenteante meridiano.
Hasta 1942 Canarias y la Península tenían la misma hora, la de Londres, la del meridiano cero o de Greenwich. Pero ese año, por un mecanismo administrativo oscuro todavía hoy (aunque fue publicado en el BOE), la Península salió de la hora de Londres y adoptó la hora de Berlín, sin duda para que Franco no confundiera los tiempos si se le ocurría llamar por teléfono a Hitler. Las Canarias no pudieron irse a Berlín, porque entonces amanecería en ellas a la hora del almuerzo, y se quedaron con la hora primitiva de todo el país. Por esta razón, desde tiempo inmemorial, cada vez que alguien da la hora en una emisora de radio o TV en España tiene que decir “las tantas, una hora menos en Canarias”, lo que según Paulino Rivero refuerza la Marca Canarias hasta extremos increíbles, de día y de noche, todos los días del año y sin que le cueste un euro al gobierno insular. Todo eso está muy bien, pero ¿de donde vino la extraña obcecación del ministro Soria en que el meridiano de Greenwich pasa por Canarias?
En realidad, el famoso meridiano pasa por la Península entre el Monte Perdido en los Pirineos y Altea en la costa alicantina, a unos 1.300 kilómetros al este de Tenerife. Pero el ministro no estaba errado del todo. El meridiano de Greenwich efectivamente pasa por las islas Canarias… al menos en la versión de los mapas escolares conocida como “Canarias por debajo de Murcia”, que fue la más usada hasta que llegó Google Maps. En esta versión las Canarias ocupan un ancho rectángulo sobre Argelia pegado a la costa murciana.
El horario de la Península sigue sin dejar Berlín, en invierno no amanece hasta las ocho de la mañana. ¿Cómo vamos a ser tan productivos como los alemanes con semejante retraso?

Asuntos:

Espacios: ,

Tiempos:

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies