Hijos adulterinos y extractores eléctricos

Seis mujeres utilizan los servicios de un extractor eléctrico de leche materna, “único en España”, en el Hogar-Cuna “Carmen Franco”, cerca de la Ciudad Universitaria (Madrid). Inaugurado en marzo de 1945, acogía en su mayoría a hijos ilegítimos con sus madres (un 77 %), una categoría legal de entonces que duró hasta 1981, cuando el Código Civil clasificó los hijos en dos categorías: matrimoniales y extramatrimoniales, equiparados en derechos. Hasta entonces, el franquismo mantuvo contra viento y marea la antigua legislación que clasificaba los hijos en legítimos, legitimados, naturales, ilegítimos, adoptivos, adulterinos e incestuosos, siendo cuatro de estas categorías estigmas para toda la vida para las madres y sus hijos. Los Hogares-Cuna eran instituciones modelo que pretendían hacer olvidar el mortífero modelo de las Inclusas de comienzos del siglo XX. Para niños de más edad, estaban los orfanatos, donde iban a parar los muchos niños dejados a la intemperie en la posguerra civil, que vivían bajo disciplina semimilitar en duras condiciones, como se narra en la serie Paracuellos, de Carlos Giménez.

Dr. Sancho Martínez: Hogares-Cuna. Trabajos del Departamento Médico de “Auxilio Social”. Madrid, 1949.

Asuntos: , ,

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.