“El aspa negra con que se distingue la aviación española”


 

Airbus A310 del español, utilizado para el transporte de personalidades.

 

El Airbus 310 que llevó al presidente del gobierno español a Túnez, en febrero de 2011, no era de un avión cualquiera . Se trataba de uno de los A310 destinados al transporte de autoridades del Estado que opera el Grupo 45 del Ejército del Aire. Los dos airbuses fueron comprados a Air France de segunda mano y remozados intensivamente para su nueva misión, incluyendo sofisticados sistemas de comunicaciones, pues no en vano estos aparatos son el equivalente español del mítico Air Force One estadounidense, sedes aéreas del gobierno de la nación.

Los A310 llegaron justo a tiempo, cuando los DC-8 usados antes se estaban cayendo a trozos, y era necesario alquilar aviones a compañías aéreas para algunos viajes oficiales. El A310 es un avión dentro de la gama media-alta de aviones institucionales nacionales, un peldaño por debajo del Boeing 747 que emplean tanto el rey de Arabia Saudí como el presidente de Estados Unidos y del Ilyushin 96 del presidente ruso.

Zapatero fue a Túnez a predicar las virtudes de la democracia, pocas semanas después de la revolución que derrocó al presidente Ben Alí. Una fotografía le muestra en el aeropuerto de Túnez-Cartago con el reluciente A310 a su espaldas, pintado con la identificación reglamentaria de los aviones del Ejército del Aire. Como muchas fuerzas aéreas, lleva una escarapela con los colores nacionales en el fuselaje, pero en la cola no hay señal de estos colores, sino un rectángulo blanco cruzado por un aspa negra.

Aunque oficialmente se trata de la cruz de San Andrés, antiguo símbolo militar español, el diseño deriva en realidad de los primeros días de la sublevación militar de julio de 1936, cuando los aviones del gobierno fueron convertidos en facciosos por el procedimiento de pintar de negro la escarapela con la bandera republicana en el fuselaje y de blanco con un aspa negra cruzada la bandera tricolor del timón de cola. Muchos añadieron el yugo y flechas falangista sobre el redondel negro, práctica que continuó hasta que a mediados de los años 40 se restauró la escarapela roja y gualda. Los aviones republicanos añadieron bandas rojas en el fuselaje y en las alas al diseño original. La insignia de la deriva de los aviones militares españoles es sencillamente una tachadura de la bandera de la República española.

En diciembre de 2005 se informó que Izquierda Unida presentó en el Congreso una proposición para eliminar los “símbolos fascistas” de los aviones del Ejército del Aire, sustituyéndolos por otros que reflejasen los valores “democráticos y constitucionales”. Se refiere en concreto a la citada cruz de San Andrés, entre otros ejemplos menos afortunados como el símbolo de la Patrulla Azul de García Morato, as de ases de la aviación franquista, que sigue hoy pintado en el fuselaje de una unidad de élite del Ejército del Aire. El Congreso hizo oídos sordos. Es curioso que en el entierro multitudinario de Joaquín García Morato, muerto en accidente pocos días después de terminada la guerra civil, el cronista no alude para nada a una cruz de San Andrés entre los símbolos ceremoniales que rodeaban al difunto, sino el emblema de la escuadrilla “Vista, suerte y al toro”, la cruz laureada de San Fernando y “el aspa negra con que se distingue la aviación española” (1).

 

(1) “El traslado del cadáver del heroico aviador García Morato constituyò una imponente manifestación de duelo” – ABC, 8 de abril de 1939.

 

Ecosistemas: , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies