Una tragedia del chárter

 

dehavillandcometivdanair1969

..

 

Un Comet 4 de . La primera versión del  Comet había sido el primer reactor comercial del mundo a comienzos de la década de 1950 y había hecho su primer vuelo en 1949.

 
“Eran gente modesta que habían ahorrado todo el dinero para poder pasar un par de semanas de vacaciones en la costa mediterránea de Barcelona”. Esa fue la descripción de los 105 pasajeros del vuelo de Dan-Air Manchester – Barcelona que se estrelló en el Montseny el 3 de julio de 1970(1). Casi todos ellos procedían de Burnley, Lancashire, a unos 40 km al norte de Manchester. Los pasajeros y los siete tripulantes murieron instantáneamente cuando el Comet 4 se estrelló en la ladera de la montaña,

La investigación reveló una suma de errores que provocó la catástrofe: los pilotos confundieron su posición y el radar de Barcelona interpretó erróneamente una señal de radar como la confirmación de esa falsa posición, ordenando el descenso sobre las pistas cuando el avión todavía estaba en zona montañosa. El vuelo lo había organizado la agencia Clarkson, que vendía el viaje y 14 días de alojamiento por apenas 50 libras por persona. La empresa quebró estrepitosamente cuatro años después.

En aquellos años la costa catalana se consolidaba como destino turístico. El aeropuerto de Gerona Costa Brava se había inaugurado en 1967 y los “créditos hoteleros” llovían sobre las localidades costeras. Había grandes problemas que resolver, como la depuración de aguas residuales, pero en general todo funcionaba bastante bien: británicos, alemanes y escandinavos llegaban en bandadas en los aviones charter para pasar dos semanas de vacaciones en la soleada España.

No había ley de Costas ni ningún respeto por el dominio público litoral, ni por el paisaje en general. Los tour operadores se enriquecían al mismo tiempo que ponían las vacaciones en el extranjero al alcance de la clase trabajadora europea, provocando al mismo tiempo un crecimiento explosivo del transporte aéreo y de la urbanización costera.

La tragedia se repitió diez años después, con pasajeros del mismo origen. Fue un 727 en vuelo desde Manchester a Tenerife, que se estrelló poco antes de llegar a su destino en el aeropuerto de Los Rodeos el 25 de abril de 1980. Murieron 145 personas.


(1) La Vanguardia, 7 de julio de 1970, 29

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies