27 de febrero de 2024

Virtuosa España


¿Han oído hablar de la Dulce Francia, la Bella Italia, o la Alegre Inglaterra? Pues añadan otra más a la lista: la Virtuosa España. Este país se caracteriza por ser una sociedad abierta, bondadosa, basada en el imperio de la ley, culta y tolerante.

Nosotros los B.E.N (blancos, españoles, normales) nunca aceptaríamos que un grupo de inmigrantes practicaran aquí ninguna costumbre bárbara que implique el maltrato de animales: bastante tenemos con mantener a raya a las empresas taurinas.

Dentro de la lucha contra las corridas de toros, podemos decir que Televisión Española no retransmite más que las corridas estrictamente necesarias, y que la empresa de la plaza de toros de Madrid ha debido pasar a la Comunidad Autónoma para evitar males mayores y un trato excesivamente cruel a los animales.

Otro frente de lucha es contra las sociedades o complejos culturales que se niegan a adoptar los valores de la sociedad española. Uno de los mejores ejemplos es la iglesia católica, que rechaza abiertamente prácticas sociales como el divorcio o el reparto gratuito de preservativos para evitar enfermedades venéreas.

El gobierno lucha con todas sus fuerzas para insertar a la iglesia (católica) en nuestra avanzada sociedad, no concediendo más que las subvenciones indispensables a sus centros de enseñanza, desde donde los curas podrían destilar sus venenosas enseñanzas de rechazo a nuestro orden constitucional en el tierno oído de los alumnos.

El hecho de que mujeres con la cabeza cubierta por una cofia, un claro símbolo de sumisión femenina, puedan dar clase a nuestros hijos, es algo que incomoda especialmente a nuestra sociedad. Por esta razón, las subvenciones a los colegios de monjas se conceden con cuentagotas, y los alumnos son animados a abandonar estos centros y a mezclarse con sus compañeros inmigrantes en los centros estatales.

España es una sociedad abierta y pacífica. cualquiera puede comprobarlo cuando cruce las inexistentes fronteras entre nuestro país y sus vecinos, Portugal y Francia. Es cierto que existen dos fronteras de nuestro país provistas de kilómetros de fosos, vallas electificadas, perros policía y garitas de vigilancia en la frontera con Marruecos, pero también en este caso el gobierno hace todo lo que puede para suavizar la situación, habiendo optado por una solución suave en lugar del foso con cocodrilos previsto inicialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *