El bombardero definitivo pero fallido

  Uno de los muchos prototipos del Convair B-58 Hustler, hacia 1958. Así pintados, combinaban la experimentación y puesta  a punto de una máquina muy compleja con la propaganda, una parte que el SAC cuidaba mediante reportajes en prensa, películas y exhibiciones públicas de sus … Sigue leyendo