El mejor –y más caro– avión de guerra del mundo

lockheedmartinfa222007

 

Un Lockheed Martin F-22 Raptor (ave de presa, dinosaurio predador) de la USAF desplegado en Kadena, Japón, en 2007.

 

Las cifras del F-22 son apabullantes: el coste total de programa es de unos 50.000 M€, cada avión sale por unos 300 M€, casi todos los Estados de la Unión participan en su fabricación, que reúne a más de 1.000 subcontratistas y el total de trabajadores implicados durante casi dos décadas es de cerca de 100.000. Además de todo eso, el F-22 es el sucesor del F-15 Eagle en el papel de “caza de superioridad aérea” de la primera potencia mundial, es decir, de representar el papel imperial de “mejor –y más caro– avión de guerra del mundo”. Fue diseñado en los últimos años de la guerra fría, con el objetivo clásico de superar al mejor caza soviético existente, en ese momento el Sujoi-27. Dio la casualidad de que el primer vuelo del avión se efectuó coincidiendo con el derrumbe de la URSS, de manera que las batallas aéreas F-22 / Su-27 se convirtieron en quimeras.

El programa de fabricación siguió por inercia, con el número de entregas reduciéndose progresivamente sobre los tres cuartos de millar previstos inicialmente. Los altos mandos de la USAF, algo avergonzados de tener un avión muy caro especializado en la superioridad aérea, y por lo tanto completamente inútil, le añadieron la A de ataque (al suelo) en la fórmula F/A-22, pero luego volvieron a la denominación original, de perdidos al río. 22 años después de su primer vuelo, el F-22 sigue sin estar completamente a punto, y está resolviendo problemas técnicos de última hora derivados de su enorme complejidad. Su historial operativo se resume en algunas intercepciones a gran altura de Tu-95 rusos de patrulla sobre Alaska, una imagen de pura coldwarstalgia (nostalgia de la guerra fría).

La pregunta de qué tiene de especial este avión la responde su fabricante así:”El F-22 es el único caza capaz de llevar a cabo simultáneamente misiones de combate aire-aire y aire-suelo con casi completa impunidad” (1). Escarbando un poco más se sabe que el avión está dotado de tecnología furtiva, que puede volar largas distancias a gran velocidad sin postcombustión, es muy maniobrable y tiene equipos muy sofisticados de recogida de información y comunicación. El último aparato se entregó a las unidades el 2 de mayo de 2012. A pesar de que hizo despliegues en el extranjero, el F-22 no participó en ninguna de las guerras de los Estados Unidos hasta septiembre de 2014, cuando el Departamento de Defensa estadounidense distribuyó información acerca de su papel en los ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria. En general, parece que se le reserva para la defensa del territorio nacional, sirviendo de coraza a los USA contra un mundo exterior considerado como profundamente hostil.

(1) http://www.lockheedmartin.com/us/products/f22.html

Ecosistemas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies