La doble derrota de las tropas coloniales francesas

Antes de su embarque para Francia, los fusileros senegaleses desfilan en Dakar en septiembre de 1939. Le Monde Colonial Illustré, noviembre de 1939
Hallado en Gallica

 

Más de 100.000 soldados del ejército francés venían de su imperio colonial, y muchos de ellos estaban en Francia cuando la Wehrmacht arrolló a las fuerzas francobritánicas. Recientes investigaciones han mostrado que los soldados alemanes masacraron a sangre fría a un número muy elevado de ellos, entre 1.500 y 3.000. Se ha sugerido que la Wehrmacht, como los leones devoradores de hombres, había probado por primera vez la sangre humana de polacos y judíos, subhumanos según la doctrina oficial nazi, en la invasión de Polonia de 1939. La invasión de Francia no fue una guerra de exterminio racial, como luego lo sería en grado sumo la guerra contra la Unión Soviética, pero los soldados africanos del Ejército francés hicieron el papel de inferiores raciales y fueron tratados en consecuencia. Un factor importante fue el recuerdo de la obsesiva propaganda de los partidos alemanes de derechas sobre el enorme insulto para Alemania que suponía haber usado tropas negras en la ocupación del Rhur durante la década de 1920.

Los Tirailleurs Sénégalais era el contingente africano más numeroso y prestigioso en el Ejército francés, y sufrieron bajas en proporción. En general, los derrotados de 1940 fueron olvidados por los sucesivos gobiernos franceses, que cantaron las glorias de la Resistencia y de las fuerzas francesas libres que combatieron junto a los aliados, pero que no querían saber nada de los millones de hombres que combatieron duramente en mayo y junio de 1940. El 1 de diciembre de 1944 un contingente de Tirailleurs repatriado a Senegal desde  los campos de prisioneros de guerra sufrió un trato peor: un mínimo de 35 y probablemente tres centenares de soldados desarmados fueron masacrados por la gendarmería y el ejército francés en el campo de Thiaroye, en Dakar.

Hoy se puede visitar el Tata de Chasselay, muy cerca de Lyon, un cementerio militar de impresionante arquitectura sudanesa donde están enterrados 196 soldados del 25º Régiment de Tirailleurs Sénégalais. El 25º RTS se colocó en el camino de las fuerzas alemanas e intentó impedir que llegaran a Lyon. Tuvo la mala suerte de tropezar con la división SS Totenkopf, la punta de lanza de la política de exterminio racial nazi, tanto en los campos de concentración como en la guerra abierta. Los que no fueron muertos en el combate fueron asesinados después a sangre fría.

Asuntos: ,

Espacios: , ,

Tiempos:

Libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies