El de Havilland Dragon Rapide fue probablemente el mejor biplano de transporte jamás construido. A pesar de estar hecho casi íntegramente de madera y de sus poco potentes motores, tenía una extraordinaria capacidad de carga, buena velocidad y respetable autonomía, de casi 1.000 km o tal vez más, como muestra el anuncio de radios Marconi de 1939 que se muestra abajo, donde el piloto de un Dragon declara su intención de hacer un vuelo non stop de 1.000 millas sobre el desierto.

Flight, 28 de septiembre de 1939

Flight Global Archive

Formato:

Máquinas:

Países y Territorios:

Timeline:

Ecosistemas: