Por qué 2020 no será 1936

Crónica, 5 de enero de 1936. Hemeroteca Digital.

Últimamente la lectura de los periódicos derechistas le pone los pelos como escarpias a cualquiera. Basta una rápida entresaca del editorial del diario monárquico de hoy mismo, 6 de enero de 2020: “una infamia política que va a enfrentar a media España con la otra media… millones de españoles que no quieren ver destruida su nación”.  Si esto no es una invocación al fantasma de la guerra civil, que venga Dios y lo vea. ¿Vamos derechos a la guerra civil?

Hay varias razones para pensar que no va a ser así. Veamos las cuatro principales según los expertos:

• En 2020 las fuerzas armadas españolas están muy ocupadas con las manifestaciones locales de la crisis global a la que se enfrenta nuestro planeta. Ahora mismo mantienen 17 misiones en dos docenas de países, desde Colombia a Afganistán, y desde Somalia a Letonia. En 1936 los militares estaban mano sobre mano en España y el Protectorado de Marruecos, dedicados al resentimiento anti-republicano (la República era oficialmente pacifista y antimilitarista) y a la conspiración interna.

• En 2020 la violencia política es casi exclusivamente verbal. La violencia política en la España actual es (o mejor dicho ha sido) cosa de bandas armadas enfrentadas a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Salvo en el caso simulado de la guerra sucia del GAL y similares, no ha existido la lucha callejera de fracciones políticas enfrentadas. En relación con este aspecto, hay que tener en cuenta que en 2020 las licencias de armas son muy escasas y están estrechamente controladas. En 1936 las pistolas ametralladoras eran de venta libre y las organizaciones políticas solían guardar pequeños arsenales por si acaso.

• En 1936 la obtención del poder político dominante por parte de la izquierda, por primera vez en la historia de España (cuando el Frente Popular ganó las elecciones de febrero) se interpretó como  una amenaza existencial por parte de la derecha, y desencadenó una respuesta apocalíptica, la guerra civil. En 2020 la derecha interpreta que, por primera vez en la historia de la democracia, una coalición “social-comunista-separatista” de enemigos de España va a tomar el poder. La diferencia es que no lo ve todavía como una amenaza directa a su existencia, y no se plantea nada más que acciones legales e insultos parlamentarios a cascoporro.

• En 2020 España es parte de la Unión Europea, poderosa institución, aunque parezca tener los pies de barro, que no tolerará seguramente conductas sanguinarias en España. O eso sería lo esperable. Hay muchas otras instituciones, desde la ONU a la OTAN, el conserje de la Casa Blanca para asuntos ibéricos, el Club Bilderberg, etc, que no dejarán que nadie saque los pies del tiesto. Esta trabazón internacional tan estrecha no existía en 1936, aparte de la pertenencia de España a la Sociedad de Naciones.

Marciano Lafuente

 

 

Asuntos: , ,

Tochos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies