coguldanzaLa pintura de la Roca dels Moros de Cogul. Foto: The Cultural Route of the Council of Europe “Prehistoric Rock Art Trails”

37. Asturias y Cataluña

Asturies y Catalunya conectaron en la revolución de 1934, que tuvo en ellas sus focos más importantes. Lógicamente fueron bastiones republicanos durante la guerra civil y al acabar el frente cantábrico en octubre de 1937 muchos refugiados asturianos acabaron en Barcelona. Paradójicamente esa muestra de solidaridad ha terminado siendo un importante motivo de irritación entre ambas regiones. En cierto momento, una implacable campaña jurídica de la Generalitat consiguió sacar del archivo general de la guerra civil en Salamanca los “papeles de Cataluña”, entre los que iban documentos muy importantes para entender la historia del Consejo Soberano de Asturias y León, que gobernó desde Gijón entre agosto de 1936 y octubre de 1937 y que se llevaron a Barcelona los refugiados asturianos. La Generalitat se niega en redondo a devolver estos documentos, a pesar de que el asunto ya está llegando a los tribunales y lo que te rondaré, morena. Pecata minuta son estas zarandajas de archivos y resentimientos modernos. Lo más interesante de la relación entre Cataluña y Asturies es una prueba irrefutable de que hace 7.000 años se bailaba una misma danza en ambas regiones, el corri-corri. Este nombre es relativamente moderno (puede que solo tenga dos o tres mil años de antigüedad) y nombra a la danza más tradicional y enigmática de Arenas de Cabrales, capital del queso homónimo. Consiste en media docena de mujeres vestidas con faldas hasta los pies que bailan de una manera curiosamente rígida ante y en torno a un hombre ataviado con montera y lo demás del traje típico asturiano.
Lo curioso es que esta danza, que se puede ver cómodamente en muchos vídeos colgados en YouTube, y que resulta impresionante precisamente por su ausencia de énfasis artístico –tal vez la apisonadora folclórica de la Sección Femenina la pasó por alto– está precisa y exactamente representada en la pintura llamada de los danzantes de Cogul (Lérida), hallada a comienzos del siglo XX en un abrigo de roca llamado la Roca de los Moros. Esto sí que son esencias ancestrales del folclore de la nación (da igual de cuál se trate).

Asuntos:

Espacios: , ,

Tiempos:

Tochos: