b47niu

 

Un Boeing B-47 Stratojet como los que se podían ver en cualquiera de las bases de la USAF que rodeaban la URSS, a mediados de la década de 1950. Este ejemplar fue fotografiado sobre el Alcázar de Segovia y apareció en la revista Life como parte de la red de “protección aérea mundial” del SAC.

 

A partir de mediados de la década de 1950, el portaaviones estadounidense en España ya formaba una línea entre Rota en Cádiz (de la US Navy), Morón (Sevilla), Torrejón (Madrid) y Zaragoza (estas tres de la USAF). Los trabajos de acondicionamiento de las bases fueron muy rápidos tras la firma de los acuerdos hispano-norteamericanos en 1953.

Las bases de la USAF formaban parte del despliegue mundial del SAC (Strategic Air Command, Mando Aéreo Estratégico), que empleó en sus primeros años en España principalmente bombarderos atómicos B-47 en misiones “reflex” de alerta ante la amenaza nuclear soviética. Todo este esfuerzo proporcionó trabajo ilimitado al complejo militar-industrial estadounidense y de paso salvó de la extinción al régimen de Franco.

La autosuficiencia de las bases quedaba garantizada por el primer oleoducto construído en España, que serpenteaba desde Rota hasta Zaragoza portando las ingentes cantidades de gasolina que requerían el despliegue de los bombarderos nucleares. Era fama en Madrid que el despegue de un solo B-47 consumía tanta gasolina como la que gastaba toda la capital en una semana.

 

 

Ecosistemas: