Handley Page HP.42 de , ruta Basora – Gwadar (1934)

 

En 1931 entró en servicio el mejor avión de la flota de Imperial Airways Ltd (Aerolíneas Imperiales, Sociedad Limitada). Era el Handley Page 42, un avión diseñado añadiendo cuatro motores y anchas alas biplanas a un lujoso vagón pullman. La idea consistía en competir con sus propias armas con el confort ofrecido por líneas de ferrocarril como el Orient Express. El avión primaba la comodidad y la seguridad en detrimento de la velocidad (se decía que era “tan sólido como la Roca de Gibraltar– y más o menos igual de rápido (1)”).
Sólo se construyeron ocho ejemplares. Provisto de auténticos ventanales –no los diminutos agujeros de los jets de pasajeros de hoy–, amplias butacas y un cocktail bar, con una altura de vuelo de unos 1.500 metros sobre Bagdad o las Pirámides y una velocidad de crucero de 100 millas por  hora, el viaje resultaba inolvidable, además de caro. Los camareros solían proporcionar mapas de la ruta, aunque tomar fotografías estaba severamente controlado, y necesitaba un permiso  especial.
Las tradiciones náuticas se mantenían a 5.000 pies de altura. Era costumbre que el capitán abandonara la cabina una vez alcanzada la velocidad de crucero, para unirse a la mesa del grupo más selecto de pasajeros. El lunch se servía en vajilla de porcelana (es decir, china) con cubiertos de plata y copas de cristal tallado. En aquellos tiempos no había distinciones entre clases turistas y clases nobles: todo era Primera Clase. Todo el mundo tenía “espacio ilimitado para estirar las piernas”. El menú incluía cosas como Lenguado en Gelatina, Rosbif con Salsa de Rábanos, Bizcocho Borracho al Jerez, varias clases de quesos y vinos de calidad. Las amplias ventanas disponían de cortinas de seda, y el suelo estaba cubierto por una espesa alfombra.
A comienzos de la década de 1930 el trayecto de Imperial Airways Londres – Karachi (entonces en la India) duraba seis días y medio. La otra pata de la red colonial aérea británica (hasta Ciudad del Cabo), duraba sólo once días. La base de operaciones para ambas rutas estaba en Heliopolis (El Cairo), que se convirtió así en el centro de tráfico aéreo (la “Clapham Junction”) del imperio británico.
A finales de la década, los majestuosos HP.42 fueron cambiados por monoplanos más compactos y modernos, como el Armstrong Whithwort Atalanta o el Short S.23 Empire Flying Boat.

(1) FRASER-MITCHELL, H.: Database. Handley Page H.P.42. Aeroplane (ene 2002)

 


 

Ecosistemas: ,