farmanf190STPO1934

 

Un Farman 190 de a mediados de la década de 1930, con los colores de .

 

En junio de 1929, Air Orient comenzó a vender billetes de avión desde Marsella a Beirut y Bagdad (1). Se salía de la antigua Massalia el sabado de madrugada y se aterrizaba en la capital de Mandato francés del Líbano el lunes por la tarde. El trayecto era muy animado y un verdadero resumen de lo mejor del turismo mediterráneo, no tan frecuentado entonces como ahora: Marsella – Nápoles – Corfú – Atenas – Castelrosso (Kastellórizo, que por entonces pertenecía al Dodecaneso italiano) y Beirut. Los que seguían ruta llegaban a la entonces capital de la Mesopotamia británica el día siguiente a media mañana.
Las rutas aéreas en el Mandato francés de Levante tenían su importancia porque estaban a medio camino de la gran ruta colonial París – Saigón – Hanoi. En noviembre de 1931 Paul Reynaud, entonces ministro de Colonias y que sería primer ministro en los aciagos días de junio de 1940, llegó a Damasco procedente de Indochina siguiendo esta gran ruta para hacer una visita de inspección. En Bkerké, la residencia del patriarca maronita próxima a Beirut, declaró solemnemente: “El gobierno francés permanecerá fiel a la tradición secular. La amistad entre Francia y el Líbano será eterna”, antes de saltar a bordo del avión de Air Orient que le llevaría de regreso a París (2). Algunas compañías aéreas intentaron explotar las rutas aéreas domésticas levantinas, y así, en 1932 se creó la Société des Transports du Proche Orient (S.T.P.O.), ligada a intereses petroleros y con el objetivo transportar empleados y carga, principalmente en la línea Damasco – Bagdad (3). STPO carecía de aviones propios y usaba algunos Farman 190 de Air Orient. Parece que su actividad fue limitada. En 1933, Air Orient se integró como elemento principal de la nueva Air France.
 

(1) Correspondance d’Orient, enero de 1938.
(2) Correspondance d’Orient, diciembre de 1931.
(2) Les Farman 190 d’Air France

 


 

Ecosistemas: ,